Si el teléfono móvil reacciona con lentitud o no funciona normalmente, en ciertos casos puede ayudarte el restablecer la configuración predeterminada. Al hacerlo se borran las configuraciones que has hecho tú mismo en el móvil.