Puedes bloquear la pantalla y el teclado de tu teléfono móvil, de modo que éste no pueda ser activado por error.