Para poder utilizar el teléfono móvil, la SIM Card debe estar puesta en su lugar.
El móvil debe estar apagado antes de insertar la SIM Card.