Cuando utilizas el navegador de tu teléfono móvil, se guarda temporalmente una gran cantidad de información en la memoria del navegador, como la caché y las cookies. Si tienes problemas para leer páginas de Internet, puede ayudarte el borrar esa información.