Puedes ajustar el brillo de la pantalla, por ejemplo, si quieres ahorrar energía.