Puedes utilizar Wi-Fi como alternativa a la red móvil para establecer una conexión a Internet. De esta forma no utilizas datos móviles.